Categories Menu

5 razones para leer a Isaac Asimov en compañía de tus hijos

No es novedad para nadie que la ciencia ficción siempre ha sido considerado como un género menor, pero al mismo tiempo, es el género que tiene más aficionados en todo el mundo a través del tiempo. Quien se adentra a ésta literatura no puede dejar de lado a Isaac Asimov, simplemente uno de los principales representantes de la ciencia ficción.

 

Autodidacta, a  la edad de cinco años ya sabía a leer, terminado el colegio a los 15 y se unió a la Universidad de Columbia, donde se especializó en química y más tarde recibió un doctorado en bioquímica. Asimov comenzó su carrera docente en 1949 en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston carrera que abandonó años más tarde para dedicarse completamente a la escritura de ciencia ficción.

Enumerar sólo 5 razones para iniciar la aventura de sumergirte -junto con tus hijos- en el universo de Isaac Asimov no fue fácil. Pero valió la pena y a continuación te presentamos algunas de las mejores razones que pudimos hallar:
1. Creo la Serie de la Fundación, un conjunto de por lo menos 16 libros de ciencia ficción que retratan un futuro lejano en el que los planetas y las galaxias durante mucho tiempo han estado dominadas por los hombres.

En la trama, el destino de todos es guiado por la psicohistoria, la ciencia creada por un erudito llamado Hari Seldon, que predijo, con bases matemáticas, futuras acciones de un gran número de personas. Es a través de esta ciencia que predice la caída del Imperio Galáctico. Además, se propone que se crea una Enciclopedia Galáctica, que va a ser recopilar todo el conocimiento de la humanidad, para facilitar la orientación y el establecimiento del orden y de la paz.

2. Fue Asimov quien creó la palabra «robot» y sus trabajos más conocidos introdujeron  las tres leyes fundamentales de la Robótica, cuyo objetivo es la paz entre los seres humanos y los seres autómatas. Más allá de la fantasía, estas pautas son hoy respetadas por los investigadores de inteligencia artificial. Las leyes son:

Primera Ley: Un robot no debe dañar a un ser humano o,  permitir que un ser humano sufra.
Segunda Ley: Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.
Tercera Ley: Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera y Segunda ley.
Posteriormente, una cuarta ley – también llamada la Ley Cero – fue creada por Asimov:
Ley Cero: Un robot no debe dañar o permitir el mal para la humanidad.

3. A pesar de todo el estudio y la complejidad que implican sus creaciones, la narrativa del Asimov es muy asequible. El autor utiliza un lenguaje sencillo, sus personajes tienen características sorprendentes y las historias tienen un sentido del humor muy particular. Es decir, los libros de Asimov son agradables de leer.

4. Isaac Asimov siempre veía por delante de su tiempo, anticipándose a los avances tecnológicos que ahora son parte de nuestra vida cotidiana.

5. Isaac Asimov era muy agradecidos por su trabajo tanto en la literatura como en la comunidad científica, ha sido distinguido con numerosos premios.

Hay que recordar también que la Trilogía de la Fundación se ha caracterizado como la mejor serie de ciencia ficción y fantasía de todos los tiempos por la Sociedad Mundial de Ciencia Ficción, superando a competidores del calibre de El Señor de los Anillos de JRR Tolkien. Otra cosa interesante es que Asimov llegó a ser contratado como consultor por los directores de ciencia ficción películas del género como Star Trek.

 

 

Compartilo en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest