Categories Menu

¿Cuáles fueron las causas de la Guerra de Reforma de México?

Las causas de la Guerra de Reforma ocurrida en México, fueron varias, colocando como principal la contraposición de liberales contra conservadores.

La Guerra de Reforma o Guerra de los Tres Años, transcurrió entre el 17 de diciembre de 1857 y enero de 1861. Esta guerra provocó enfrentamientos armados con liberales y conservadores.

Estas leyes también hacen que cualquier persona que haya cometido un delito, ya sea fuera de la Iglesia o del ejército, sea procesada como ciudadana en un tribunal civil.

Hasta la fecha, si estas personas cometieron un delito, fueron juzgadas por un tribunal eclesiástico o militar, donde las penas suelen ser irrisorias en comparación con las penas civiles.

Las principales causas de la guerra reformista

La Ley de Juárez

La ley de Juárez, que se conoce como este conjunto de leyes, fue promulgada el 23 de noviembre de 1855 bajo el nombre oficial de la Administración y Justicia de los Tribunales de Distrito y Territorio de la Nación.

Benito Juárez era en ese momento el secretario de Justivia, Negocios eclesiásticos e Instrucción pública del gabinete de Juan Álvarez. Juan Álvarez asumió la presidencia luego de la revolución de Ayutla.

Juárez, que era considerado un radical puro, buscó eliminar todos los privilegios militares y religiosos. Sin embargo, el Ministro de Guerra, Ignacio Comonfort, no estuvo de acuerdo.

En la primera instancia, había recomendado prudencia al presidente con la promulgación de estas leyes. Por esa razón, los tribunales militares y eclesiásticos se mantuvieron durante algunos años.

Una vez que se promulgó la nueva ley, Juárez la envió al Arzobispo de México. Esto era contrario a la ley, ya que violaba los derechos de la Iglesia Católica.

Los obispos y arzobispos se negaron a aceptar la ley y se negaron a renunciar a su jurisdicción, apelando a las decisiones de la Santa Sede sobre la base de que la ley eclesiástica se basaba en el derecho divino.

Esta fue una de las primeras causas que llevaron a la Guerra de la Reforma. Los periódicos conservadores repudiaron la ley, mientras que los liberales la aclamaron.

Mientras que la Ley Juárez estaba en el centro de atención de la sociedad mexicana, otra ley, la Ley Lerdo, continuó agitando la controversia.

La ley de Lerdo

La ley Lerdo cuenta con el nombre oficial de la Ley de Desamortización de las Granjas Rústicas y Urbanas de las Corporaciones Civiles y Religiosas de México. Fue aprobado el 25 de junio de 1856.

Su principal objetivo era crear una clase media rural para limpiar las finanzas del estado, eliminando lo que consideraban obstáculos a la prosperidad, que eran principalmente la falta de movimiento de parte de la propiedad que estaba en manos de la iglesia y el ejército.

Se consideró que estos bienes estaban en manos muertas, y debían ser expandidos y utilizados por la fuerza de trabajo rural.

La Iglesia Católica en México, al igual que el ejército, tenía muchas propiedades inmuebles que no se usaban, por lo que el gobierno decidió y decretó la venta de las mismas a particulares para promover el mercado.

Esta ley no solo obligó al ejército y a la Iglesia a deshacerse de sus propiedades, sino que les impidió adquirir otras que no eran estrictamente necesarias para la realización de su actividad.

Una de las principales consecuencias de esta ley fue que muchos inversores extranjeros aprovecharon la situación para apoderarse de grandes propiedades, lo que dio lugar a latifundios.

Leyes de reforma

La Ley de Juárez y la Ley de Lerdo fueron las leyes principales que más tarde se conocerían como Leyes de Reforma. Donde tuvo lugar la separación de Iglesia-Estado y la abolición de los fueros eclesiásticos.

En este punto comenzó la Guerra Civil enfrentándose a liberales y conservadores. Por un lado, el partido liberal encabezado por Benito Juárez que defendería el orden constitucional.

Y, por otro lado, Félix Zuloaga. Cuando el presidente tuvo que irse, Juárez tomó el mando del gobierno en Guanajuato, mientras que Zuloaga lo hizo en la capital.

Zuloaga promulgó las Cinco Leyes que derogaron la Ley de Lerdo y la Ley de Juárez, entre otros. El gobierno liberal sufrió una serie continua de derrotas que lo llevaron a endurecer las leyes y su posición

Otras leyes que influyeron en esta Ley de Reforma que fueron reforzadas por las derrotas liberales sufridas fueron, la Ley de Nacionalización de los Bienes Eclesiásticos el 12 de julio de 1859; La Ley de Matrimonio Civil, aprobada el 23 del mismo mes; La Ley Orgánica del Registro Civil, que fue aprobada el día 28, y la Ley del estado civil de las personas, aprobada el 31 de julio de 1859, todas aprobadas en Veracruz.

Ver: plan de tacubaya

El final de la guerra

Después de tres años de guerra civil, las dos partes se enfrentaron en una batalla final el 22 de diciembre de 1860 en Calpulapan, donde ganaron los liberales. Juárez entró triunfante a la capital y convocó elecciones.

Ganó con una victoria justa y Benito Juárez fue proclamado presidente con González Ortega a cargo del Tribunal de Justicia, lo que implicaba ser el sustituto del presidente si algo le sucedía.

Una vez restaurado el orden constitucional del país, se reforzaron las reformas aprobadas durante la guerra y se agregaron otras nuevas, como la Ley de Secularización de Hospitales y Establecimientos de Bienestar en 1861.

A pesar de haber sido derrotado, Zuloaga volvió a proclamarse presidente de la república. Este golpe no llegó a término, pero para Juárez todavía no habían terminado los problemas.

Los años en que los conservadores habían manipulado las finanzas públicas habían dejado al país en una situación de decadencia, donde las leyes de la reforma no eran suficientes para lograr la pacificación del país y resolver sus problemas financieros.

Compartilo en tus redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest