Categories Menu

Ideas de cosas para hacer con los niños, antes de dormir

Cada niño es único, cada madre es diferente, y cada familia es un caso especial, sin embargo es importante que puedas acostumbrar a los bebés y los niños a realizar algunas actividades dormir, para que tengan en ellos muchos beneficios y se conviertan en una sana rutina. A continuación te vamos a dejar 5 consejos para ayudar a los niños de entre 4 meses hasta los dos años a que vayan a dormir con excelentes propuestas.

1. Encontrar una rutina nocturna

Hay una serie de posibilidades para elegir como rutina nocturna que te daremos a continuación, y dónde es posible hacer de los pequeños una experiencia única cada noche rumbo a la cama

3

– Darle un baño relajante y cálido
– Hacerle un delicioso masaje
– Leer libros y cuentos sencillos
– Cantar canciones infantiles
– Escuchar música dulce
– Tome un paseo por un lugar cercano
– Tomar un biberón y bien lactar

2. Lleva a tu hijo a la cama temprano

Un niño con exceso de trabajo, cansado o demasiado alegre y con energía  podría tener dificultades para conciliar el sueño. La idea de dormirlo más tarde  es totalmente contraproducente, deberás de bajar su bio ritmo lo más temprano para que el pequeño tenga buenos hábitos de sueño.

 1
3. Durante el día, es importante mantener la rutina flexible, pero regular

Tener una cierta regularidad en las horas del día, la alimentación, cambio de pañales, diversas actividades, ayudan a madurar el reloj biológico del niño. El cambiar constantemente los hábitos de sueño y de trabajo podrían afectar el periodo de sueño y de actividad física. Hay que evitar los días ‘al azar’, donde los acontecimientos suceden sin reglas (un día de despertador a las 7 de la mañana y al día siguiente a las 9 am, el almuerzo una vez a las 11:30 am y la siguiente a las 13:30 …).

4. Que se tome siestas

Cada niño es diferente y por lo tanto la necesidad de siestas cambia, pero siempre ayuda a equilibrar mejor los períodos de sueño y vigilia y afecta positivamente el sueño nocturno.

En general, los mejores momentos son los siguientes:

– Si el bebé tiene tres siestas: a media mañana, tarde y casi por anochecer.
– Si el bebé tiene 2 siestas: a media mañana y la tarde.
– Si el bebé toma una siesta: temprano por la tarde.
2

5. Dile palabras especiales o una canción de cuna antes de acostarse

Una idea que puede ser eficaz, según el autor, es combinar algunas palabras especiales (que debe verse como un susurro) al acostarse, por ejemplo: “Buenas noches, shh-shh, buenas noches” . Cuando el bebé tiene sueño; el hecho de repetir las palabras para que se conviertan en un hábito para él es saludable también desde el punto de vista psicológico. Una buena alternativa también es que hagas uso de melodías simples, como los de las canciones de cuna tradicionales, puesto que ayudan a mucho a los  niños a relajarse. REcomendamos que hagas uso también de grabaciones de los sonidos de la naturaleza ya que son sumamente agradables y pueden ser muy eficaces.

Pon en práctica estos consejos y ten mejores hábitos de sueño con tu hijo, eso le ayudará cuando sea mayor.

Compartilo en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest