Categories Menu

La relación entre tu perro y tu bebé

El niño ama instintivamente a los perros y puede ser desde pequeño su mejor amigo; pero si extrañamente las cosas cambian, puede ser el resultado de una actitud equivocada establecido por los padres. Es por eso que en este día hablaremos de la forma en la que hay relación que hay entre tu perro y tu bebé y cómo el tener una mascota puede ampliar la sensibilidad de tu hijo, aumentar sus valores como la humanidad y la humildad y mantener la diversión constante en casa.

Un perro puede ser un compañero de juegos y aventuras increíbles, puede ser una gran maestro de la vida, que muestra a los pequeños el respeto, incluso puede enseñar los fundamentos de dolor, y la importancia de la separación definitiva (como la muerte) una vez que el niño tiene que pasar por esos momento.

Sin embargo, a pesar de todo esto, todavía hay padres que infunden sus propio miedos a los niños, sus propias fobias, sin mantener una actitud positiva ante la relación con el perro y el niño para el buen desarrollo de éste último. Hay perros ideales para tener mayor contacto con los niños según su raza. Por ejemplo los perros samoyedo, excelentes cuidadores y nobles amigos, acá te dejamos  algunas gráficas de estos amigos: samoyedo fotos

¿Qué hacer con un niño que teme a los perros?

Un niño que teme a los perros no tienen una buena relación con la naturaleza y esto perturbará su carácter; por lo que es fundamental entender que un enfoque equivocado que den los padres, hacia con los animales, sin duda, afectará negativamente a la visión del niño con sus semejantes, y que incluso puedan tener actitudes a menudo violentas.

Para que la relación entre niño – perro sea excelente, es de vital importancia saber que nunca se debe referir a los niños con frases como  “No toques  al perro que muerde ” “… no lo toques que tiene pulgas … * porque además esas frases generalmente no son ciertas: nina-y-samoyedo y la pulga siempre va a preferir habitar el cuerpo de un perro que el de un humano; además este tipo de frases aumentaría el temor del niño al perro, y la inhibición.

Enseña a tu hijo a no correr y gritar en presencia de un perro desconocido, explicando que estimularía la legítima defensa y en el instinto animal a la depredación. Explicar la forma correcta de cómo acercarse a un perro, Ésta debe ser lenta, llamándolo, sin mirarlo a los ojos y sin hacer gestos. Nunca le digas a tu hijo cuentos que tienen como protagonista “el lobo negro, lobo malo” lo mejor es reiterar que el lobo feroz es de un carácter fantástico y que no come nadie. Muéstrales documentales, películas y cintas de vídeo que describen al perro como un carácter positivo, para jugar con los animales del bebé de peluche.

perros-para-los-ninos-300x183

Un perro no es una niñera

A pesar de todo y cambiando por completo la dirección del enfoque, nos encontramos con personas a los que le gustaría que el perro se convierten en una verdadera niñera para su cachorro de dos patas. En cuanto a si el perro de alguna manera ser considerado como un sustituto de un adulto, no hay mucho que decir, o que pensar, de hecho, al perro se puede delegar cualquier función de socialización del niño pero, pensar que el perro puede actuar como una manta caliente en momentos en que el niño necesita a sus padres es realmente absurdo y sería, además, un gran error.

Compartilo en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest