Categories Menu

La salud de un bebé mejora si convive con perros

¿Sabías que tu bebé puede sufrir muchas menos infecciones si está en constante convivencia con un perro? Seguramente la noticia la notes un poco extraña pero estudios serios de la publicación Pediatric especifican que los pequeños que han tenido contacto con perros desde temprana edad, son menos propensos a tener infecciones respiratorias o de oído. 

Tener un perro a un lado, fortalece de una manera considerable el sistema inmunológico del niño en su primer año de vida. El estudio está basado en pruebas realizadas a casi 400 niños en Finlandia que fueron analizados en su estado de salud.

cachorro-bulldog-frances-bebe

No más fiebre, rinitis o alergias

Una vez que éste concluyó, se llegó a la conclusión que aquellos niños que entre su primer año de vida han convivido con perros o gatos son 30% menos propensos a padecer tos, fiebre, otitis o incluso rinits y más de la mitad de ellos se corroboró que tienen una salud excelente en lo que a vías respiratorias se refiere; mientras que el otro por ciento se vio con su salud respiratoria más debilitadas.

“Si los niños están más en contacto con perros y/o gatos dentro de su casa, serán mucho más saludables a lo largo de su niñez”, apunta esta investigación realizada por médicos pediatras del Hospital universitario Kuopio en Finlandia.

La diferencia que mayormente fue notoria entre aquellos los niños que tienen contacto directo con un perro dentro de su casa por más de seis horas al día contra aquellos que no han convivido con ningún tipo de mascotas o que tienen pero siempre están afuera de casa fue la abismal salud respiratoria.

En definitiva, un perro puede ser totalmente benéfico para evitar infecciones en el tracto respiratorio dentro del primer año de vida de los niños, según lo indica el estudio. “Podemos firmar que el contacto con animales como perros y gatos, es un excelente método para madurar el sistema inmunológico del niño, y con ésto su respuesta a atacar infecciones sea aun mayor que cualquier otro tipo de niño al que fue protegido de sobremanera”

Captura-de-pantalla-2015-01-07-a-las-17.41.02

Los resultados del estudio

El resultado fue contundente, de hecho, aun después de detectados algunos otros elementos que influyen en la maduración del sistema inmune como el ser amamantados, ser criados por padres fumadores, tener antecedentes de asma, ir a una guardaería o estar constantemente en convivencia con más niños de su edad como mayores.

Pero además de padecer de menos infecciones tanto en vías respiradorias como en oídos, los bebés que viven con gatos y perros además requieren de menos tratamientos de antibióticos comparados con aquellos niños que siempre han vivido separados de alguna mascota con pelos; esa información derriba mitos de que el pelo es perjudicial para la salud de los bebés.

Aparte es importante mencionar que la convivencia con animales, sensibiliza mucho más al niño y genera en él una relación estrecha de amor hacia sus semejantes, a ser responsable con otras vidas y a aprender a cuidar su entorno.

Así que si estás embarazada y tienes un perro o un gato y te han dicho que debes deshacerte de él por salud al niño ¡no lo hagas! ahora ya sabes que será por demás benéfico para tu bebé estar con un animal desde sus primeros años de vida.

Visita nuestra fuente informativa para más datos

Compartilo en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest